El minotauro anda suelto


Cuenta la tradición que Galileo Galilei, tras abjurar de la visión heliocéntrica del mundo para salvar su vida, añadió una frase: Eppur si muove (y sin embargo, se mueve). En realidad es probable que el astrónomo italiano no dijera nada parecido ante el tribunal de la Santa Inquisición que le juzgaba y que decidió librarle de la muerte y de la cárcel. Pero sin duda esa frase resume la esencia de su pensamiento. Eppur si muove.

La uso como título para este primer texto porque me parece un buen modo de reivindicar la ciencia, el rigor y la exactitud en un momento en el que el relativismo posmoderno sigue pegando fuerte en nuestras sociedades y el concepto de democracia se estira y deforma hasta tal punto que se acepta la creencia de que puede haber tantas verdades como personas o tantas verdades como opiniones.

Estas visiones relativistas han calado hondo en el periodismo, un oficio en el que a menudo se aplica la equidistancia para describir el mundo en el que vivimos. De ese modo se llega a situar al mismo nivel a opresores y oprimidos, agresores y agredidos, ocupadores de tierras y ocupados; se presenta un conflicto como el enfrentamiento entre dos bandos cargados cada uno de sus propias verdades.

La verdad no tiene por qué ser absoluta, pero lo cierto es que tampoco está en todas partes, ni es ella y su contrario. Imaginemos una encuesta en la que un porcentaje elevado de la población admitiera pensar que la Tierra no se mueve. ¿Se convertiría esa creencia en realidad?

Podemos discutir durante años o siglos sobre los movimientos de la Tierra, pero lo cierto es que se mueve. De la misma manera la libertad, el Estado de derecho, la justicia, la razón, son valores indiscutiblemente necesarios para nuestras sociedades. Sin ellos se da rienda suelta al todo vale y a la banalización de la verdad. Sin ellos sería coherente absolver a un asesino, puesto que consideraríamos que sus acciones son tan válidas como las de un inocente o las de una víctima. O podríamos aceptar que la Tierra, inmóvil, es el centro del universo, tal y como defendía en el siglo II el astrónomo Ptolomeo, de quien algunos en nuestra época actual no están tan alejados… Al fin y al cabo aquellas personas o entidades que hoy en día acumulan la mayor parte del dinero y el poder creen ser el centro del universo, la medida de todas las cosas, acaparan la mayor parte de los espacios informativos e imponen las normas que más les benefician.

Esta sección nace con la intención de abordar la actualidad desde un enfoque no tolemaico. La llamada periferia -la del Primer Mundo y la de los otros mundos- estará situada en el centro. A fin de cuentas esa periferia conforma lo mayoritario en este planeta. Lo extraño, lo diferente, es esta burbuja de bienestar y riqueza en la que vive una minoría.

(9) Comentarios

  1. MAI

    A mi me da la sensación de que el periodismo prefiere hablar del tiempo y de la moda…Vende más…
    Pero qué gusto que aún haya periodistas que seguís trabajando con vocación y compromiso, a pesar del temporal mediático. GRACIAS!

  2. Javi Baeza

    Sinceramente me agrada poder leer a personas que, desde el periodismo -profesión tan intrusada y prostituida últimamente-, quieren hacer que la periferia sea el centro desde el que analizar, enjuiciar y vivir la realidad.
    De un encuentro solidario en la T4, siento que podemos ir luchando, juntos, junto a tantos, porque este mundo sea un lugar un pelín más habitable.
    FELICIDADES

  3. Yi

    Hola Olga, antes de nada, decirte que me encanta que te hayas lanzado con este proyecto y te podamos volver a leer. Que nos cuentes las cosas como son y que nos acerques a temas que desconozcamos o de los que simplemente recibamos una información distorsionada, algo muy común, por cierto.
    Yo siempre he dicho que las cosas no las vemos como son, sino que las vemos como somos; pero cierto es que muchas de ellas son impepinables y no hay más lectura que valga.
    Lo dicho, un placer poder seguirte a través de este formato estupendo que es Internet.
    Mucha suerte y te deseo lo mejor.

  4. Pere Rusiñol

    ¡Qué bueno poder leerte por aquí!

  5. Yi

    Mai, te puedo asegurar que de la moda no hablan…

  6. Pampa

    Olguita felicidades a vos y a tod@s los demás colegas que demuestran que aún vale la pena seguir sintiéndose periodista, más allá de la mugre de los medios, del negocio espurio, de la mercantilización de la noticia. ¡Seguimos en la lucha!

  7. Daniela Abanzas

    Olga, me encanta lo que has escrito. Porque hablando de lo fundamental,haces un enfoque original que le hace a uno reflexionar sobre lo obvio, eso que tan fácilmente han sido capaces de escondérnoslo. Y en esto me refiero a los medios, de los que empiezo a estar harta porque a estas alturas, me parece que se han convertido en un poder fáctico con una fuerza a la que en un país como España supusieron la iglesia y el ejército juntos durante buena parte de lo peor del siglo pasado. ( Por no hablar de tiempos anteriores aún)

  8. Marcos Gomis

    Yo tambien empiezo a estar hasta la coronilla de que los medios solo hablen de lo politicamente correcto. Son cada vez mas la voz de los poderosos, de dentro y de fuera. Y sobre todo la voz de los “argumentarios” de los partidos. Falta originalidad, diversidad y compromiso. De acuerdo en que no hay equidistancias eticas en muchos casos. Enhorabuena y adelante Olga.

  9. José

    ¡Qué gusto volver a leerte de nuevo! Mucha suerte con este proyecto que además de muy necesario en estos momentos que vivimos seguro va a ser muy grande. Ojalá algún día dejen de existir esas periferias de las que hablas y todo sea un centro. Entre tanto, necesitaremos quitarnos con vuestra ayuda estas gafas de sol bien obscuras, que nos hemos acostumbrado a llevar todo el tiempo para que la verdad no nos moleste. Mil gracias y enhorabuena.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa