El minotauro anda suelto

Hay cierta tendencia en este país a leer todos los acontecimientos de la actualidad en clave política-electoral. De ese modo el daño ecológico del vertido del Prestige, las muertes de inocentes en Irak, la falta de libertades en Afganistán o la educación que recibirán nuestros hijos terminan teniendo menos protagonismo que la bronca que ello genera entre PP y Psoe.

Hay cierta propensión al reduccionismo, al debate primario, a los titulares centrados en las peleas políticas y no en los asuntos que generan dichas peleas. Si un tema se convierte en objeto de disputa política tendrá garantizado su espacio en los medios de comunicación.

De este modo se habla de inmigración si Psoe y PP discuten de inmigración, pero apenas se da voz a los inmigrantes; se habla de operaciones militares en el exterior si PP y Psoe debaten sobre operaciones militares en el exterior, pero no se da protagonismo a quienes viven en primera línea las consecuencias de esas operaciones.

Lo mismo ocurre con cualquier otro tema presente en la realidad pero a menudo ausente en la realidad mediática, esa ilusión óptica que confundimos con el reflejo de nuestro mundo. Es la agenda setting: los políticos marcan la actualidad. Si ofrecen una conferencia tienen garantizado un espacio destacado en la prensa, radio y televisión.

La tarea periodística consiste en buscar la realidad más allá de los titulares confeccionados a medida por los asesores políticos; medir el ambiente de la calle y no solo el de los despachos; buscar en el centro y en la periferia de los pueblos y ciudades las repercusiones de las decisiones políticas; informar de la existencia de otros mundos ajenos a los de las grandes cuentas bancarias.

Sin embargo, no son pocos los medios de comunicación que ayudan a los políticos a marcar esa agenda setting en vez de guiarse por las reglas básicas del periodismo.

Ahora un nuevo tema de actualidad -las manifestaciones contra la impunidad del franquismo- corre el riesgo de verse reducido al cruce de acusaciones entre políticos. Mientras un sector de la sociedad civil pide ayuda para encontrar a sus familiares desaparecidos, para defender la recuperación de la Memoria Histórica, algunos políticos se tiran los trastos a la cabeza y se instalan en el “y tú más”.

Unos acusan a sus rivales de presionar al poder judicial, los otros contestan recordando que los unos se manifestaron no hace tanto contra una decisión del Tribunal Supremo. Y buena parte de los medios de comunicación se centran en este debate político y no en las demandas de las víctimas y familiares del franquismo. Parece que el derecho a enterrar a los muertos sigue siendo algo secundario.

Los al menos 113.000 desaparecidos a causa de la represión franquista no se merecen ser víctimas de un debate público reduccionista.

Una política seria, reflexiva y a la altura de las circunstancias -junto con un buen trabajo periodístico- consistiría en analizar la situación y preguntarse por qué hoy, después de tantos años, un sector de este país sigue necesitando enterrar a sus muertos. Por qué los nietos de desaparecidos se preguntan aún dónde están sus abuelos. Qué puede hacer el Estado al respecto. De qué modo han sido abordados los crímenes de las dictaduras en otros países. Por qué es bueno no dar la espalda a la Historia.

Los Estados que han sufrido asesinatos y desapariciones masivas de ciudadanos viven un trauma subterráneo pero latente que solo se cura con tratamiento. La receta es fácil: verdad, justicia y reparación.

Mientras sigamos instalados en el olvido, en la impunidad y en el desprecio a las víctimas, este país seguirá siendo escenario de un fenómeno sociológico digno de estudio en las universidades. La negación del problema no resuelve el problema: lo perpetúa.

La clase política española tiene una buena oportunidad para mostrar elegancia y eficacia. Solo debe fijarse más en el desamparo de los familiares de las víctimas del franquismo y menos en cómo las demandas y manifestaciones contra la impunidad afectan a la popularidad de sus partidos. Con los fusilados y desaparecidos no se hace marketing político ni se busca rentabilidad electoral.

(14) Comentarios

  1. [...] Rodríguez, en El Minotauro anda suelto. Los comentarios, [...]

  2. Desde Moscú me envía don Ricardo y debo matizar algunas cosas que he leído en el, por otro lado, interesante post que has colgado.

    Eso de que parece que “el derecho a enterrar a los muertos sigue siendo algo secundario” es relativo: el otro día, sin ir más lejos, enterraron con toda la pompa y honores dignos de Jefe de Estado a un ex-falangista de pro, un señor que jamás tuvo una palabra de más contra el gobierno fascista de Franco. Y en esos funerales acudieron sus majestades los reyes, ministros del PSOE, buena parte del gobierno tripartito de la Generalitat de Catalunya y lo mas granado de la sociedad civil catalana (buguesía y cierta intelectualidad, intelectualidad orgánica, para entendernos), y no pocos entre ellos andan qujándose porque un tribunal no deja al juez Garzón investigar el pasado, un juez que es inequívocamente antidemocrático, como demuestra su historial de persecución política en Euskadi.

    Entonces, veo el panorama, consulto nuevamente los resultados de las elecciones generales, autonómicas y la Biblia en verso y resulta que la inmensa mayoría de la ciudadanía no está por la labor de exigir responsabilidades a toda esa, permítaseme, gentuza. Es más, más del 80% de los que acuden a votar les confían su voto, prorrogando una y otra vez el mismo statu quo. Estoy de acuerdo en que la clase política española esto y lo otro, pero alguna responsabilidad tendremos los demás o, al menos, los que les votan sistemáticamente. No se salva ni uno con representación parlamentaria. Ni uno. Unos son más recalcitrantes que otros, pero al final, todos los que allí están, chupan del bote y muestran incoherencias políticas sangrantes como algunas que he sintetizado, y la ciudadanía que les ha votado ni caso. Y si resulta que la culpa, a pesar de todo, no es de la ciudadanía hipnotizada, nihilista y autista, quizás haya que empezar a pensar que vivimos en una situación antidemocrática y de control totalitario de la sociedad a través de los medios de comunicación, medios en manos de ciertosp poderes económicos y fnancieros que se llevan a las mil maravillas y se compenetran excepcionalmente con la antecitada clase política. Sea cómo sea, desde cierta simpatía por tu escrito, creo que el tema es mucho más complejo, profundo y grave.

    Saludos cordiales.

  3. Uno de allí

    “Los al menos 113.000 desaparecidos a causa de la represión franquista no se merecen ser víctimas de un debate público reduccionista”…
    Peca de partidista. Y lo hace porque sólo cita a un bando. Algo muy común hoy en día y del todo interesado.
    “Al concluir la Guerra Civil, el franquismo acometió un exhaustivo estudio que quedó reflejado en la llamada Causa General. El estudio recoge las consecuencias del denominado “terror rojo” desde febrero de 1936 hasta el fin de la contienda. Se trata de un minucioso estudio realizado municipio por municipio y que ocupa más de 1.500 legajos, hoy conservados en el Archivo Histórico Nacional. Según los datos que obran en este archivo, el número de víctimas de la represión republicana sería de 38.563. Ramón Salas publicaría un estudio, según el cual este número ascendería a más de 70.000; aunque en este estudio se han descubierto duplicaciones. Estimaciones actuales calculan que el número de estas víctimas no debió superar las 50.000″
    http://es.wikipedia.org/wiki/V%C3%ADctimas_de_la_Guerra_Civil_Espa%C3%B1ola
    Y este gran problema, el de una España dividida por sus fallecidos, fue acometido con gran eficacia en su momento. Hasta que un juez con afán de protagonismo, un partido con ganas de desviar la atención de una crisis galopante, unos artistas con poco trabajo y mucha mano pancartera y mucho resentido, capitaneados por el peor presidente de la democracia, han decidido que el Tribunal Supremo ni es Tribunal ni es Supremo, y que la transición es un invento facha.
    Alemania tiene una historia parecida, y mucho más sangrienta y avergonzante. Pero han sabido mirar adelante.
    Pais del rencor, oiga.

  4. Dice “Uno de allí”:

    “Alemania tiene una historia parecida, y mucho más sangrienta y avergonzante. Pero han sabido mirar adelante.”

    Claro, han sabido mirar hacia adelante porque si alguien mira hacia atrás y se le ocurre sacar una banderita con la esvástica se va directo al juzgado. Aquí en cambio, las águilas revolotean, y no sólo cada 20N.

    Usted lo ha dicho, tiene toda la razón y lo ejemplifica: hay mucho rencor.

  5. Simply Red

    Más de 40 años para encontrar a las víctimas, juzgar en la mayoría de los casos a sus asesinos si es que ese fue el caso una vez concluida la contienda, y honrarlos como cada cual mejor le plazca, incluso exageradamente, creo yo que es tiempo suficiente como para pensar que una vez muertos, se ha hecho por ellos todo lo que ha sido posible y nadie los ha echado en el olvido ni ha pretendió ocultarlos, efectivamente, fue acometido con gran eficacia en su momento con beneficios y prebendas a modo de botín de guerra para los familiares y combatientes golpistas mientras los “ otros” también contendientes, y no los que no lo fueron tanto, pero siempre por la LIBERTAD y la Republica Democráticamente elegida por los ciudadanos, siguen tirados en las cunetas, no ya sin atención alguna, con un terrible desprecio..,y no señor, no se trata de comparar cifras ni quien fue más salvaje, cuestión que ya debería estar suficientemente clara, lo que se está reclamando simplemente es poder saber cuántos, como y porque han desaparecido o asesinados, donde están y darles el trato que, como los nacionales, cada cual entienda más oportuno, nada más… uno de allí..
    Salud y Republica, otra vez.

  6. José

    Es realmente una pena que el debate político en este país sea de tan poco nivel. Carece y adolece de reflexión, de serenidad, de opiniones expertas y diversas, de análisis independiente y de respeto al adversario. Cualquiera opina y cree saber más que nadie. Quizás lo más triste es que no se escucha, cada uno repite encolerizado su coletilla con las orejas tapiadas. Lo peor de todo es que estos malos modos se han generalizado a todos los ámbitos de nuestra sociedad y ya da igual que se hable de crímenes de lesa humanidad o de la ex-mujer del torero.

  7. Giak

    Uno de allí , usted lo ha dicho estupendamente , en la Causa General se hizo una investigación bastante acertada de las víctimas de la represión republicana entre ellos los crímenes de Paracuellos , las sacas fueron identificadas con nombres apellidos , los asesinos asesinados en el caso de que siguieran vivos y los que no en el exilio , eso si los cadaveres fueron enterrados y reconocidos , eso si de la represión Franquista no se hizo ningún informe , cómo se va a hacer , si el la causa general la hizo el gobierno de Franco en 1940 y en esa época le quedaban todavía tela de “rojos” por matar . Lo dicho , lo ha definido usted perfectamente ,un bando con sus muertos enterrados y reconocidos desde 1940 y el otro con los muertos en la cuneta en el 2010 , mejor no lo podría usted haber dicho.

  8. Telly

    Genial Olga:
    Menos mal que seguimos teniendo personas como tú, que nos ayudan a la reflexión y a poner cada cosa en su sitio.
    A muchos, por desgracia, se les olvida no solo los crímenes, sino que durante 40 años este pais vivió sometido a una dictadura nacida de un GOLPE DE ESTADO.

  9. Sira Ortiz

    Para quiénes insisten en que también en el otro lado hubo víctimas.Les recomiendo el artículo de “la cuarta” de El País, del domingo pasado, firmada por Andrés Trapiello. Los ejemplos de Pimentel, Juan Ramón Jiménez y Neville son elocuentes. Y, además, el camino es cerrar ésto de una vez por eso, Olga,dás en el clavo. De lo que se trata es de resolver el asunto. ¡Qué oportunidad tiene la derecha española de pasar página de una vez! ¿ Tan atada está que no se da cuenta, de que si lo hiciera ella sería una de las beneficiadas?

  10. Uno de allí

    Sobre las banderas… le supongo informado del origen del escudo de la bandera franquista, no considerada ilegal y sí preconstitucional. De igual manera se considera la bandera republicana. A mí me produce igual de sarpullido ver ambas. Y abogaría no por prohibirlas, sino por castigar todo lo que signifique apología guerracivilista. Nada más.

  11. Uno de allí

    Citando a Zenon:
    El pasado siempre condiciona de una u otra manera el presente. Es inevitable. Pero, la ley de amnistía, ley electoral, constitución y la transición toda fueron posibles gracias a la ley para la reforma política aprobada el 18 de noviembre de 1976 por las Cortes Generales y sometida al Referéndum sobre la Ley para la Reforma Política del 15 de diciembre de 1976, con una participación del 77 por ciento del censo y un 80 por ciento de votos a favor.

    La constitución fue Sometida a referéndum, fue ratificado el día 6 de diciembre de 1978 con el 87% de los votos a su favor,

    Aprobada la Constitución, las Cortes Constituyentes se disolvieron, celebrándose las Elecciones generales de España de 1979

    ¿Me puede usted decir cuando se voto la segunda republica tan manoseada por estas páginas?

  12. LV

    Para “Uno de allí”:
    Me he dado cuenta que la gente que estaba en el lado favorecido durante la Dictadura, utiliza en este caso SIEMPRE EL MISMO ARGUMENTO, que resulta, por falso, insultante.
    Incluso sin tener en cuenta que en la guerra, por cada 4 muertes, 3 fueron causadas por los “nacionales” (insurgentes golpistas) y 1 por los “republicanos” (me gusta más la versión anglosajona de “loyalists”, que los define mejor). Incluso, digo, sin tomar en cuenta esta diferencia en cifras, se podría aceptar que todas las guerras son una desgracia y que lo sucedido en ellas es muy difícil de valorar en tiempos de paz (además del hecho de que los verdaderos asesinos suelen estar en esos casos a km. de donde se celebra la batalla, dejando para los reclutados la terrible tarea de ejecutar sus odiosas órdenes), por lo que es posible intentar cerrar las heridas empezando todos juntos desde cero.
    Pero aquí no se está hablando de circunstancias sucedidas en la guerra. Porque LOS MUERTOS DE LAS CUNETAS NO SON LOS DE LA CONTIENDA. SON LOS DE LA REPRESIÓN QUE VINO DESPUÉS. SACADOS DE SU CASA A LA MADRUGADA Y ASESINADOS A SANGRE FRÍA, UNO A UNO POR PISTOLEROS DEL RÉGIMEN.
    No confundamos los términos, por favor.

  13. Uno de aqui

    Los 50.000 muertos causados por la represion republicana, a que se refiere UNO DE ALLI en su primera intervención, tambien ocurren en retaguardia y son sacados uno por uno y asesinados a sangre fria por pistoleros. Y otro asunto: la amnistia en España no es una ley de punto final, con en otros paises. Veamos, desde la decada de los 50, el PCE reivindica la necesidad de una RECONCIALIACIÓN NACIONAL, como unica salida a la situacion. No hay otro camino, salvo esta reconciliación o una nueva guerra civil. En el llamado “Contubernio de Munich”, tambien se hablo de reconciliacion y amnistia. En todos los contactos documentados entre disidencia del franquismo y oposición democratica se habla de lo mismo una y otra vez. No es un invento de la transicion. Es una demanda general de muchos años antes para superar las dos españas y que dio lugar a la Constitución, a la democracia y a mas de 30 años de libertad y progreso. Solo hay que leer los discursos de Carillo, Marcelino Camacho, Arzalluz, etc, en la sesion del congreso en que se aprobó la amnistía, para darse cuenta que la ley se considera por todos una superacion de la guerra civil y de la dictadura, un cierre de los odios, un final del guerracivilismo. El PP no la voto.

  14. Uno de aqui

    Tambien es verdad que los familaires de la victimas tienen todo el derecho del mundo a enterrar a sus muertos con dignidad y a que su memoria sea honrada por todos. Tambien por la derecha. Y que en esta tarea el Estado debe comprometerse seriamente y ofrecer todas las ayudas económicas, materiales y morales que sean precisas, y algunas mas si es necesario. Solo si entendemos que esos muertos, de uno y otro bando, son nuestros muertos, de todos, se puede cerrar la herida. Respecto a la meditación sobre la “agenda setting”, que hace la autora, completamente de acuerdo.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa