El minotauro anda suelto

Egipto es una dictadura que no permite el derecho a la huelga ni deja espacio a la libertad de expresión. El actual presidente Hosni Mubarak mantiene la ley de emergencia decretada en 1981 a raíz del asesinato del presidente Anuar el Sadat por parte de un integrante de la Yihad Islámica (Sadat se ganó la enemistad de algunos sectores de la población al firmar la paz con Israel).

Desde entonces ese estado de emergencia continúa vigente: a través de ello el octogenario Hosni Mubarak reprime a todos aquellos que manifiestan su disconformidad con las políticas gubernamentales, a los que denuncian la corrupción, el hambre, la pobreza, la falta de libertad o a los que critican que Mubarak desee traspasar el poder a su hijo Gamal, como si se tratara de un sistema hereditario no monárquico al estilo de Siria, donde a la muerte del presidente Hafez al Assad heredó el poder su hijo Bashar al Assad, y para ello se modificó la Constitución, que impedía ser presidente a alguien menor de cuarenta años.

He contado en el libro “El hombre mojado no teme la lluvia” la historia de Kareem El Behirey, al que conocí en El Cairo en el año 2008, en vísperas de una huelga organizada por los trabajadores de la fábrica estatal de Mahalla.

Kareem el Behirey, obrero, sindicalista y bloguero egipcio, en El Cairo, 2008. (O.R)

Kareem, como tantos otros jóvenes egipcios, trata de esquivar la censura a través de Internet: tiene un blog, donde escribe noticias que no aparecen en los medios oficiales y donde denuncia casos de represión policial, de corrupción política, así como la existencia de movimientos sociales contrarios a la dictadura egipcia.

Poco después de conocerle y entrevistarle, Kareem fue arrestado por dar cobertura en su blog a la huelga de Mahalla. Lo último que escribió antes de desaparecer durante semanas fue:

Ahora son las siete de la manana y voy a irme a Mahalla a cubrir la huelga de la fábrica. Rezad por mí y espero que entre todos podamos mostrar los fallos del régimen. Firmado: Kareem el-Behirey, por un país libre, el de los egipcios revolucionarios.”

Kareem fue una de las cientos de personas arrestadas ese día, 6 de abril de 2008. Las Fuerzas Armadas reprimieron a los huelguistas usando rifles de asalto, gases lacrimógenos y pelotas de goma. Murieron un niño de nueve años y un joven de veinte. Otras noventa personas resultaron heridas.

Las autoridades acusaron a Kareem de haber incitado a la huelga a través de su blog. Le trasladaron a una cárcel, donde recibió golpes, maltratos, descargas eléctricas. Pasó 73 días en cautiverio. Desde que salió en libertad, y a pesar del castigo al que se expone, no ha abandonado su blog.

Hace un par de semanas un blogger como Kareem murió presuntamente a causa de la brutalidad policial. Se llamaba Khaled Said, tenía 28 años y pretendía difundir por internet un vídeo -pinchad aquí- que  presuntamente muestra cómo algunos oficiales de policía se reparten un alijo de droga incautada.

La policía propinó a Khaled una brutal paliza en un cibercafé, después lo sacó a la calle y siguió golpeándole hasta la muerte, según varios testigos. La versión oficial es que el chaval falleció asfixiado tras tomar drogas, pero lo cierto es que tanto el dueño del cibercafé como otros testigos han señalado a los agentes como responsables directos de la muerte del joven.

No solo eso: hay una fotografía, realizada en la morgue, que muestra a Khaled ya muerto, con claras señales de golpes en el rostro y con la mandíbula rota.

Protesta en Alejandría contra la represión policial en la que se muestra la foto del cadáver de Khaled Said (AP)

Tras conocerse la noticia, y a pesar de la ley de emergencia, ha estallado una oleada de protestas que han culminado con una manifestación en la que se congregaron unas cinco mil personas y en la que participó el egipcio Mohamed El Baradei, ex presidente del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Pero como la dictadura de Egipto es nuestra gran aliada, no ha habido condena por parte de los gobiernos occidentales. Nunca la hay. Como tampoco la hay hacia la dictadura fundamentalista de Arabia Saudí, nuestro otro gran aliado.

Occidente magnifica ciertos aspectos de sus enemigos para crear una imagen maléfica en torno a ellos; lo curioso es que sus grandes aliados apenas tienen rival en lo que a fundamentalismo, corrupción y represión se refiere. Pero como dijo Kissinger, esos no cuentan, porque son nuestros hijos de puta. *

Y de ese modo, quienes se sacrifican por la libertad en Egipto son, como mucho, un “breve” en algún que otro periódico occidental.

*Se atribuye al ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger esta frase, refiriéndose al dictador nicaragünse Anastasio Somoza: “Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta” .

(30) Comentarios

  1. Gracias. Duele, pero gracias.

  2. Gloria

    Gracias, Olga, por hablarnos de estos temas que no encuentran espacio en otros periódicos “occidentales”.

  3. [...] Nuestros Hijos de Puta minotauro.periodismohumano.com/2010/07/05/nuestros-hijos-de-…  por Io_Wuerich hace 2 segundos [...]

  4. Genial, como siempre!

    El trato informativo (y político) de doble rasero hacia los opositores y disidentes de las diferentes dictaduras en función del grado de “amistad” es más que evidente.. una hipocresía enorme que utiliza términos como libertad de expresión y los derechos humanos como mera arma política.. lo cual tiene consecuencias horribles ya que dichos términos pierden todo significado en aquellos países y se convierten en sinónimos de intervencionismo oportunista occidental. Es una vergüenza

  5. [...] » noticia original [...]

  6. Pepecmb

    Los intereses políticos y económicos imperan sobre los derechos ciudadanos. A los gobiernos occidentales no les interesan los demócratas que en cualquier lugar del mundo exigen lo mismo que aquí damos por sentado (y apenas valoramos).

  7. Granaíno

    Gracias, Olga. Es tan tremenda la noticia que sólo puedo dar el pésame desde aquí a la familia de Khaled Said y desear de todo corazón que sus torturadores y asesinos (policías y militares, evidentemente) tengan muchas noches en blanco recordando su bestialismo, que nunca más puedan besar a una mujer ni acariciar a un niño, que sientan asco de si mismos y, si fuera posible, que acaben suicidándose o volviéndose locos. Y no lo digo como venganza, sino por si sirve de ejemplo para alguno de sus compañeros y al menos unos cuantos deciden desertar y salvar su alma…y la vida de sus futuras víctimas. Eso mismo les ocurrió a algunos mercenarios asesinos de la Contra nicaragüense cuando (entrenados en la renovada Escuela de las Américas, vuelta a poner en marcha por el premio Nobel de la paz al que mencionas, Kissinger y con el dinero que ganó Reagan vendiendo armas ilegalmente a Irán)iban por las aldeas cortando los pezones de las muchachas, violando a los niños delante de sus padres y a los padres delante de sus hijos y muchas cosas más que es mejor ni siquiera escribir. Efectivamente, la condescendencia de nuestros Gobiernos con estos criminales “amigos” no tiene límite…quizá pensando en un quid pro quo futuro…?

  8. [...] Se llamaba Khaled Said [...]

  9. Los países, como algunas personas, no tienen ética, tienen intereses.
    Todos podemos hacer algo para que la política de nuestro país cambie aunque ello suponga menos riqueza y confort para la mayoría.

  10. jesus

    qué pedazo de periódico es éste!!!!

  11. Este asesinato, sin duda alguna, ha sido un duro golpe para los jovenes alejandrinos que han estado durante dos semanas con manifestaciones. Es triste ver las caras de los chavales que no se dan por vencidos pero el miedo les puede, y con razon… el silencio es el mejor aliado para el gobierno egipcio. Gracias por publicar esta noticia Olga.
    alf salam

  12. Tremendo

  13. Indigna la doble moral que tienen tantos gobiernos. Y molesta aún más, la complicidad de grandes medios de comunicación que se rehúsan a mostrar a la mayoría de la población este tipo de noticias. Por eso, iniciativas como Periodismo Humano son tan importantes. Sigan adelante!

  14. Juan Ramón Martínez

    No fue Henry Kissinger quién mencionó a la madre de Anastasio Somoza García, que murió, asesinado en 1956, sino Franklin D. Rooselvet en 1939. Podría ser que H. K. copiara la frase en relación a Anastasio Somoza Debayle, hijo del anterior y que fue tiroteado en Paraguay, donde lo había acogido A. Stroessner, tras ser derribado por los sandinistas en Nicaragua. Por otra parte el artículo me pareció interesante y os lo agradezco.

    Juan Ramón.

  15. [...] de bloguero Publicado el Agosto 10, 2010 por Yohandry Fontana Lo contaba la periodista Olga Rodríguez en su blog el 5 de julio. Dos semanas antes, el bloguero egipcio de 28 años Khaled Said moría presuntamente a causa de la [...]

  16. Tremendo, injusto, esto no puede quedar impune..

  17. [...] de 28 años, quien fuera muerto a golpes por la policía egipcia cuando el activista  trataba de difundir por internet un vídeo que  presuntamente mostraba cómo algunos oficiales de policía se repartían un paquete de [...]

  18. Heya i am for the first time here. I came across this board and I find It really useful & it helped me out a lot. I hope to give something back and aid others like you helped me.

  19. Francesc Garcia

    Es una muestra más de lo que hace occidente.
    Si Khaled Said fuera CUBANO, ya habría salido en todas las portadas de prensa y en las teles y a todas horas !!.
    Pero, claro, Mubarak no es Fidel… es amigo de los yankis y de Israel.
    Ahora, el regimen prepara un baño de sangre y occidente mirará hacia otro lado.
    El pueblo egipcio está luchando no solo por su libertad, sinó también por nosotros.
    La caida de un aliado de los USA sería un golpe muy fuerte contra el imperialismo gringo.
    INTIFADA HASTA VENCER !!
    FUERZA, HERMANOS DE EGIPTO, LA LUCHA ES DURA PERO VENCEREIS !!

  20. [...] Kareem El-Beherey, bloguero y activista egipcio, está en la plaza Tahrir desde el primer día de la revolución. Hablo con él minutos después de que se haya anunciado la posibilidad de que el presidente Mubarak abandone el poder en las próximas horas. [...]

  21. [...] Kareem El-Beherey [...]

  22. [...] Kareem El-Beherey, bloguero y activista egipcio, está en la plaza Tahrir desde el primer día de la revolución. Hablo con él minutos después de que se haya anunciado la posibilidad de que el presidente Mubarak abandone el poder en las próximas horas. [...]

  23. [...] grito de “Todos somos Khaled Said” ha vuelto a resonar esta semana en El Cairo y Alejandría, durante las manifestaciones celebradas [...]

  24. [...] grito de “Todos somos Khaled Said” ha vuelto a resonar esta semana en El Cairo y Alejandría, durante las [...]

  25. [...] cry of  “We are all Khaled Said” has been heard again this week in Cairo and Alexandria, during the protests held for the first [...]

  26. vintage short dresses,

  27. [...] página en facebook “Todos somos Khaled Said”, creada tras el asesinato el pasado año del joven Khaled Said a causa de la brutalidad policial -un hecho que encendió la chispa final de la indignación y [...]

  28. [...] The “We are all Khaled Said” Facebook page, created after the murder last year of young man Khaled Said because of police brutality –an event that set off the last spark of outrage and was the [...]

  29. [...] Se llamaba Khaled Said [...]

  30. [...] Se llamaba Khaled Said [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa