El minotauro anda suelto

Rami Elhanan

En Israel hay familias cuya historia contiene buen parte de la historia reciente de esa tierra. Una de ellas  es la de Rami Elhanan (1). Su padre, Isaac Elhanan, un judío húngaro, perdió a sus padres, a ocho de sus diez hermanos y a sus tíos en la Segunda Guerra Mundial.

Murieron en el campo de concentración de Auschwitz, donde el propio Isaac estuvo hasta su liberación en 1945. Ese mismo año decidió probar suerte en Palestina y para ello contó con la ayuda de la Hagana, organización judía encargada de promover la inmigración judía a Palestina y embrión del futuro Ejército israelí.

Isaac, como muchos otros judíos, recibió una identidad falsa –con un pasaporte falso- cedida por un soldado judío nacido en Palestina que había servido en el Ejército británico en la Segunda Guerra Mundial. De ese modo pudo esquivar los controles fronterizos y entrar Palestina. Allí se encontró con una sociedad en ebullición.

Tras la II Guerra Mundial, y a pesar de las restricciones a la inmigración promovidas por el protectorado británico, cada semana llegaban grupos de judíos procedentes fundamentalmente de Europa con la intención de quedarse y levantar un Estado judío en un lugar del que, tan ciegamente, muchos –como la propia futura primera ministra Golda Meir- llegaron a decir que era una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra. Nada más lejos de la realidad: En la Palestina de 1947  vivían 1.300.000 palestinos y 600.000 judíos.

Palestinos expulsados de Galilea en 1948 (AP)

Pero  Isaac, como tantos otros, quería creer en el sueño de su pueblo convertido en realidad.

Se alistó en la Hagana, combatió en la guerra de 1948 en Jerusalén, resultó herido y en el hospital donde permaneció semanas conoció a una enfermera que se convertiría en su esposa y en la madre de Rami.

Rami creció, se especializó en diseño gráfico y se casó con Nurit Peled (ver entrevista con ella aquí), profesora universitaria y declarada activista por los derechos de los palestinos.

Nurit es hija de Mattiyahu Peled, un general israelí que llegó a defender la invasión de los territorios palestinos en 1967 pero que posteriormente se arrepentiría de sus posturas hasta abrazar el pacifismo y la defensa a ultranza del diálogo y de  los derechos de los palestinos.

Rami y Nurit tuvieron cuatro hijos, tres varones y una niña, llamada Smadar. En 1997 dos palestinos de Hamás hicieron explotar una bomba en uno de los lugares más céntricos de Jerusalén. Murieron varias personas, entre ellas, una niña de 14 años. Rami lo escuchó por la radio y le dio un vuelco al corazón. Horas después comprobó que sus temores se confirmaban. La niña de 14 años era Smadar.

Rami Elhanan con su hija Smadar cuando ésta cumplió cuatro años (foto cedida por R. Elhanan)

Los meses siguientes al asesinato de Smadar fueron terriblemente dolorosos. Rami empezó a pensar en el pasado, repasó mentalmente sus decepciones políticas y se atrevió a cuestionar aspectos de Israel.

Concluyó que si su hija había sido asesinada es porque allí había otro pueblo que llevaba décadas sometido, aislado, humillado. Ya era hora de dejar de ignorarlo. Decidió encauzar su sufrimiento y hacer de él algo útil.

Y así fue como Rami empezó a formar parte de Parent´s Circle, una asociación que integra a familias israelíes y palestinas que han perdido a algún miembro a causa del conflicto.

A través de ella Rami ofrece charlas por todo el mundo sobre su apuesta por la paz. Suele ir acompañado de palestinos integrantes de dicha asociación, como el doctor Omar Allaloul, cuyo padre y uno de sus hermanos fueron asesinados por el Ejército israelí.

“Hay mucha gente que me apoya y me da ánimos, que reflexiona mucho -me decía Rami hace un par de años- Pero en mi país también hay mucha gente loca. Una vez me dijeron que ojalá mi esposa Nurit y yo nos hubiéramos muerto en el atentado que mató a Smadar.

“Hay personas que han llegado a decir a los chavales de los institutos que no me escuchen cuando vaya a hablarles. Me ven como una amenaza, creen que debilito la lucha del pueblo judío por la libertad.

No se dan cuenta de que estamos regresando al gueto. Están creando su propio gueto y eso es terrible.

Smadar murió porque hay una ocupación, porque todo un pueblo vive oprimido y humillado.

“La solución es muy sencilla. Hay un acuerdo encima de la mesa esperando a ser firmado. Puede ser el de Ginebra o cualquier otro. Si se firma, la paz llegará mañana mismo. Si se firma y se cumple, claro. Pero de momento no hay voluntad. Israel solo aceptará suscribir un pacto así cuando se dé cuenta de que el precio de no tener paz es más alto que el de tenerla.”

Rami Elhanan ha sido uno de los integrantes del grupo de pacifistas que la pasada semana emprendió en el barco Irene rumbo a Gaza, con la intención de romper el cerco militar israelí y el embargo económico que sufre el millón y medio de palestinos que vive en esa cárcel a cielo abierto llamada Franja de Gaza.  No llegaron a su destino final, fueron bloqueados y arrestados antes por las Fuerzas Armadas israelíes.

Pero su mensaje ha quedado claro. Como judíos o como israelíes, no quieren que se lleve a cabo una ocupación y un asedio de población inocente en su nombre.

“Embarcarme en el Irene es para mí un deber moral, porque es un deber moral como israelí decir basta a la ocupación y a los crímenes”, explicaba Rami hace unos días.

(1) En el libro “El hombre mojado no teme la lluvia” se encuentra el relato completo de la historia de la familia de Rami Elhanan.

(24) Comentarios

  1. Celia

    Olga, todo ésto es como un rayo de esperanza porque estoy convencida de que, o bien, los israelíes, paran ellos mismos este desatino o allí nunca habrá ni siquiera algo parecido a la paz. Por eso creo que iniciativas como la de RAMI valen bastante más que estos simulacros de “conversaciones de paz” que nacen ya muertas. Por cierto,me gustaría saber si Tony Blair sigue desempeñando ese papel de mediador o algo parecido en Oriente Próximo para el que se postuló sin que se le cayera la cara de vergüenza. Sí, ya sé que bajo su mandato se firmaron los acuerdos de paz en Irlanda. Pero esa es otra historia y, sobre todo, fue antes de la invasión de Irak.

  2. Marce

    lo leí en su libro y me emocionó mucho la hisoria de este hombre y su familia. A estas alturas de mi vida ya no sé si actos como el suyo son capaces de acabar con el conflicto o si su ejemplo animará a otros a seguir su camino . habiendo tenido familiares que pasaron lo mejor de su vida en carceles franquistas, entrando y saliendo, convencidos de que el mundo mejor llegaría pronto, hoy lo unico que puedo asegurar es que cuando sabes que ese es el camino correcto no puedes actuar de otra manera. El resultado llegará o no llegará pero uno no puede actuar de otra manera. Gracias señor Elhanan.

  3. Impresionante la historia de Rami Elhanan. Es obvio que no todos los judíos están de acuerdo con la ocupación; pero es alentador conocer sus nombres y ver que son capaces de “dar la cara” frente al gobierno israelí: el suyo. (Comparto)

  4. [...] Una familia israelí que dice “no en mi nombre” [...]

  5. Pampa

    Olguita, sabes que he leído el libro y me ha encantado. mucha humanidad para contar esos pequeños grandes actos de la gente en su día a día.
    Gracias x escribir así.

  6. Juan Cierra

    Un testimonio magnifico y ejemplar. Desgraciadamente la propaganda del estado de Israel es tan potente que elimina cualquier sonido que no sea el “correcto” para ellos. Y ahora Aznar embarcado en un lobby pro-judio. Enhorabuena y adelante.

  7. Este es un claro ejemplo de las noticias a destacar desde Israel, los ciudadanos de allí que no quieren seguir empujando a otro pueblo. Ojalá puedan formar algún día un partido mayoritario.

  8. CARLOS ANTON

    “NO TODO ESTA PERDIDO” emocionante testimonio de vida y entrega a una causa de paz y que consideran justa a pesar de la tragedia que sufrieron en carne propia, que sirva de ejemplo a otras familias israelíes para que se unan a ellos y se encuentre la paz entre todos…..

  9. Quique

    Gracias Olga por traernos estos testimonios, que nos aportan algo de esperanza. Compré tu libro y me ha encantado; está lleno de retratos de personas de las que aprender, personas que han sufrido y sufren, y siguen adelante. Todo un símbolo de esperanza, acercarnos a los que son diferentes, a los que nos presentan hoy como enemigos, pero que son seres humanos como nosotros, pertenecientes a otras sociedades y otras culturas que tienen tanto que enseñarnos.

  10. [...] vc.d,.msd.smd El minotauro anda suelto [...]

  11. [...] aseguran, han sentado un precedente. En sus reuniones se sientan, frente a frente, personas como Rami Elhanan, un judío que perdió a su hija de 13 años en un atentado, y Ali Abu Awwad, cuyo hermano fue [...]

  12. Josè Ramòn

    ¡¡¡Todos somos humanos y que tan diferentes somos;en costumbres,culturas y demàs!!!.

  13. Cindy

    “En la Palestina de 1947 vivían 1.300.000 palestinos y 600.000 judíos.”
    Si la tierra era llamada como Palestina, se supone que todos sus habitantes eran palestinos ¿o no?, incluso los judíos. De hecho, aún hay gente mayor en Israel, judíos ellos, en cuyo documento figuran como palestinos. En la nota parece ignorarse esto adrede, como también ignoran que muchos años antes esta tierra pertenecía a los judíos y que incluso el territorio original era bastante más grande que el que habitamos actualmente.

  14. [...] me dijo en una ocasión Rami Elhanan, israelí integrante de la Asociación Parent´s Circle y que, a pesar de haber perdido a su hija [...]

  15. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  16. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  17. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  18. [...] me dijo Rami Elhanan, ( http://minotauro.periodismohumano.com/2010/10/05/una-familia-israeli-que-dice-no-en-mi-nombre/ ),        israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan [...]

  19. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  20. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  21. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  22. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

  23. [...] [...]

  24. [...] me dijo Rami Elhanan, israelí que perdió a su hija en un atentado de Hamás, los judíos que apuestan por excluir a [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa