El minotauro anda suelto

“El periodismo siempre es subversivo”, Philip Jones Griffiths, fotoperiodista.

(Viene de Otro periodismo es posible (I))

Los líderes del modelo imperante de información -habría que llamarlo desinformación- se resguardan de las críticas apelando a los deseos de la sociedad como factor determinante en la elección de los contenidos.

Parapetados en un argumento facilón y falaz, quieren creer que la ciudadanía se compone de tontos y tontas que necesitan cuanta más basura mejor para quedarse pegados a la pantalla, para animarse a comprar un periódico o para escuchar la radio. Tienen fe en la basura porque a corto plazo es lo más rentable, lo más barato, lo más fácil.

Optan por ignorar que en otros países europeos hay programas de información tratada en profundidad que acaparan importantes porcentajes de audiencia o que imprimen el sello de calidad e identidad que necesita un medio para ganar prestigio.

Aquí mismo se han producido fenómenos recientes como que un buen reportaje de Informe Semanal sea lo más visto de la semana en TVE solo superado por un partido de Rafa Nadal.

¿De verdad piensan que nos aburre lo que realmente ocurre en el mundo?

¿Solo vemos la tele si nos descafeínan las noticias? ¿El rigor es aburrido?

¿Tenemos tan poco interés en la actualidad que necesitamos que nos la cuenten en crónicas cada vez más cortas o en vídeos de 45 segundos, porque si no nos distraemos?

Puede que sí. Pero muchos periodistas creemos que no. Por otro lado, estas preguntas tienen trampa, porque, independientemente de la presunta voluntad de una mayoría, el deber del periodismo es contar la realidad de manera de manera detallada y rigurosa.

En general, los seres humanos, cuanto más informados estamos, más queremos saber. Cuanto más sabemos, más preguntas nos surgen. Por tanto, cuanto más tiempo dure la apuesta por el show disfrazado de periodismo, nos arriesgamos a que más ciudadanos dejen de tener interés por la actualidad.

Del mismo modo, si se apostara por multiplicar los espacios informativos y éstos se mantuvieran en el tiempo respaldados por una buena promoción, es muy probable que se fueran sumando como público-lectores más y más ciudadanos, que descubrirían así nuevos enfoques, perspectivas y realidades, así como una nueva afición: querer estar bien informado.

LA RESPONSABILIDAD

El periodismo tiene una responsabilidad: informar con ética, con fuentes contrastadas.

No rendir pleitesía al poder, dar un altavoz a quienes no lo tienen, intentar que los que rigen el mundo no sean los únicos que aparezcan en los medios.

Pero también los ciudadanos y ciudadanas tienen en sus manos una responsabilidad: exigir información de calidad, protestar contra la banalización de los espacios informativos y de las imágenes.

(Y esto es extensible al ámbito de la política: la sociedad debe exigir a los políticos un debate de altura).

NO ES INOFENSIVO

Hay un modelo de periodismo actual que eleva las anécdotas o la información de escaso interés general a la categoría de noticias. Así, nos encontramos con informativos-magazine, en los que se habla de un árbol de Navidad decorado con joyas, de un coche empotrándose contra un pajar solitario o de una carrera de pingüinos.

La inclusión de este tipo de reportajes seudoinformativos en un espacio que debería dedicar su atención exclusiva a los grandes temas de actualidad puede resultar a primera vista inocente e inofensiva. Pero no lo es.

No lo es porque cada vez que se da espacio a una seudoinformación se está enterrando una noticia. Y esa noticia a veces tiene que ver con los abusos por parte de ejércitos, de entidades financieras, de políticos corruptos; con grandes asuntos de los que dependen nuestros derechos y libertades.

Pero no se cuenta -o se cuenta mal, en 30 segundos o en media columna- porque hay que dedicar un gran espacio a una insípida cumbre de mandatarios o, peor aún, a esa crónica tan simpática sobre la nueva receta de un roscón de reyes.

OTRO PERIODISMO

Hay periodistas que creen en el periodismo que se ejerce en los grandes medios y trabajan en ellos con orgullo; están convencidos de que sólo ése es el periodismo real.

Otros permanecen en los mass media porque de vez en cuando tienen la fortuna de poder realizar desde ellos una buena labor periodística y de ese modo la frustración pasajera es recompensada temporalmente para dar paso a otra frustración y así sucesivamente, últimamente con predominio de las etapas de barbecho.

Los hay que se mantienen por una cuestión económica, necesitan pagar la hipoteca.

También están los que se cansan y se van. Renuncian a una nómina, a un contrato indefinido, incluso a un buen sueldo, con la esperanza de poder practicar un periodismo al margen de la agenda impuesta por los grandes poderes.

Unos escriben libros para plasmar en ellos el periodismo que no cabe en los mass media; otros realizan documentales autofinanciados que encuentran hueco en los circuitos de festivales extranjeros o en cadenas de prestigio internacional.

Hay quienes trabajan como free-lance y ofrecen sus crónicas a los mass media, que cada vez “compran” menos y pagan peor.

Algunos han llegado a ofrecer su trabajo gratis, hartos de que les pongan como excusa la falta de dinero para pagarles, y aún así, no han conseguido que sus reportajes, a veces de gran calidad, sean difundidos. No hablo solo de principiantes, sino de reporteros con mucha experiencia.

Entre esos periodistas que han abandonado grandes medios están los que buscan -y encuentran- en Internet el modo de poner en práctica la máxima de que otro periodismo es posible. La información en la Red no necesita del gran capital para ser difundida, no precisa de caros envíos por satélite ni de rotativas. Así han surgido importantes iniciativas como propublica.org en Estados Unidos o mediapart.fr en Francia.

En los países anglosajones, con una sociedad civil más participativa en este tipo de cuestiones, algunos de estos proyectos obtienen financiación a través de filántropos, de las donaciones mensuales y voluntarias de sus lectores o por ambas vías. Es el caso de la ya histórica democracynow.org.

Aquí en España iniciativas de calidad como periodismohumano.com han optado por este tipo de financiación sin duda valiente -basada en las donaciones de los lectores- en un país en el que nos quejamos mucho de la calidad de la información pero no nos damos cuenta de que tenemos algunas herramientas para conseguir que otra sea posible.

CUANDO LAS NOTICIAS “NO CABEN”

Hace unos días un reportero extranjero de prestigio, con varios premios periodísticos internacionales, me describía el hartazgo y la frustración que siente cada vez que algún medio rechaza publicar sus trabajos, en los que los protagonistas son víctimas de las grandes injusticias que azotan el mundo.

- “¿Con qué cara vamos a mirar a los moribundos, heridos o a los familiares de muertos con los que hablamos en Haití, Afganistán, Irak, Gaza, Congo, etc, que nos han abierto las puertas de su casa y de su corazón durante días o semanas para que contemos al mundo lo que les está pasando, si al final no logramos que se publique lo que les está ocurriendo?”, se preguntaba.

A los que nos hemos dedicado a viajar a zonas castigadas se nos ha descolocado el estómago a menudo al comprobar que el niño herido que tenemos a nuestro lado no merece -según los locos parámetros de los mass media- espacio en las páginas de información;

Que los cinco cadáveres que hay a nuestros pies no tienen cabida en el llamado periodismo porque han tenido la mala suerte de morir el mismo día en el que se realizaba el sorteo de la Lotería Nacional.

Que una mujer torturada en Abu Ghraib “no cabe” en el informativo; que una familia de haitianos que protesta contra la injerencia extranjera “no vende”.

Que la lucha admirable de una mujer guatemalteca por llevar a la justicia a criminales de guerra “no es televisiva” según el absurdo esquema de algún mediocre editor, o que las causas de la crisis económica no merecen espacio porque son un asunto complicado que pueden aburrir al espectador, bajar la audiencia o, quizá enfadar a los socios ricos del jefe del medio de comunicación.

Y así, un día nos levantamos por la mañana y gritamos que la ausencia en algunas páginas de actualidad de las grandes noticias del mundo es un delito; que este no-periodismo está engañando y adormeciendo a las sociedades; que las poblaciones que no están bien informadas pueden ser fácilmente manipulables; que la información de calidad, como servicio público, es la base de las sociedades libres y democráticas.

Que, como dijo Albert Camus, hay épocas en las que toda indiferencia es criminal.

Por ello, que no cuenten conmigo.

(41) Comentarios

  1. [...] Otro periodismo es posible (II) minotauro.periodismohumano.com/2011/01/17/otro-periodismo…  por danielaabanzas hace 2 segundos [...]

  2. Eml

    Admiro tu Valentía Olga, ya lo sabes.

    Solo difiero de ti en una aseveración

    “Tienen fe en la basura porque a corto plazo es lo más rentable,”

    Estoy convencida que para los interese de los que más tienen,
    la telebasura, mientras más a largo plazo, más rentable les resulta.

  3. the Alcaudon

    Y no será que prescisamente lo que quieren es eso mismo, que dediquemos nuestra atención alos temas irrelevantes (“El ultimo pataleo dla Esteban”) en vez de preocuparnos de lo importante porque si supieramos toda la mierda que nos ocultan quizás saldriamos a la calle a quemarlos???
    “Juego Inteligente” Aborda temas relacionados, y con una astuta solución un poco ireal pero a la vez tan necesaria.

  4. maria

    hay muchas formas de censura, no necesariamente explicitas, y los silencios o la sobreinformación frívola, son un modo de censura mas peligroso si cabe que prohibiciones estipuladas claramente. Como bien dices, no es inofensivo ni casual. Que la informacion que realmente describe cómo está funcionando el mundo sea dada con cuentagotas, o sea dada de forma “aburrida”, en una sociedad donde se saben perfectamente las reglas del marketing para vender lo que se quiere, no puede ser fortuito.

  5. Estupendo artículo así como realista … me imagino que ya sabéis pero tenéis un hueco en nuestro barco …. Un abrazo!

  6. Celia

    Estupendo artículo Olga, aún mejor que el anterior creo yo. Mirá, como escribió el otro día en su blog Antonio Muñoz Molina con ironía “cuando llevo dos días sin que el periódico saque noticias sobre Ferrán Adría, me alarmo”, bueno aunque lo entrecomillo no sé si es exacta la cita, pero sí el sentido.No cita el nombre del periódico pero yo puedo añadir que no tengo nada contra el sr.Adriá pero ver que el periódico que compro desde hace años, El País, dé el tratamiento que da a todo lo que hace este cocinero, me ha hartado, tanto que va a ser una de las razones por las que en esta casa se dejará de estar abonados a este périódico. Pero no solo es ésto, son las noticias sobre tonterias de modas, de ánécdotas sobre L.Gagá u otras payasadas. No, algo pasa cuando la gente que hace y trabaja en un periódico se enriquecen. Y algunos, desde luego, van a morir de éxito. De cualquier modo, que alguien,desde dentro, tenga la valentía de escribir esto es un mérito. Ojalá entre gente como tú( y ya veo que muchos en la profesión te dan la razón) encontreiz nuevos caminos y que la población responda.

  7. Pablo

    Un buen artículo, lástima que no aparezca Diagonal, pero bueno, no siempre cabe todo.

  8. Luis Guijarro

    Olga, vaya dos post, magistrales. Cómo haces para leernos el pensamiento? Enhorabuena por los dos.

  9. Carmen

    TODOS TENEMOS SOLUCIÓN PARA NO IDIOTIZARNOS (ESTÁ CLARO QUE ES LO QUE SE INTENTA…). YO NO VEO TV DESDE QUE CERRARON LA CNN, NO QUIERO DAR AUDIENCIA A CADENAS QUE ME RECUERDAN A LAS DE HACE AÑOS QUE NO QUIERO NOMBRAR. NO HAY QUE ESTAR MIRANDO LO QUE NOS QUIEREN METER EN LA CABEZA. E INFORMACIÓN SE PUEDE ENCONTRAR A TRAVES DE OTROS MEDIOS…..

  10. Laura Navarro

    gracias Olga, por un artículo demoledor y reconfortante al mismo tiempo.
    Me ha gustado lo de las etapas de barbecho :) Y plantea uno de los grandes debates: el de si se puede cambiar el periodismo de “los grandes medios” desde dentro…
    Un abrazote a las dos ;)

  11. José Luis Gallego

    Interesante reflexión Olga, aunque soy de los que opinan (como nos canta Serrat) que “nunca es triste la verdad; lo que no tiene es remedio” y por lo tanto debemos empezar a entender, como le escribía Kapuscinski a Sontag en una carta magistral (como casi todo lo que transformaba en texto el Gran Maestro)que a la gente, lo que de verdad le preocupa es llegar a fin d emes, pagar la hipoteca o que no se acabe la cerveza en la nevera, y que algunos de nosotros acaso estemos intentando idealizar a un público que en realidad no existe: y que conste que yo lucho por rebuscar, identificar e intentar llegar a ese público !!!

  12. [...] Otro periodismo es posible (II) [...]

  13. Elena

    Me alegra escuchar esto de la boca de una periodista. Valiente declaración que necesitaría de un respaldo mayor, pero que por lo menos va abriendo camino.

  14. “Todo lo que escucho en la tele me entra por un oído y me sale por la boca”.

  15. avelino m

    Qué bueno leer esto. Pero por desgracia, yo coincido con los delincuentes desinformantes al pensar que la sociedad (no toda, pero gran parte) quiere esa información-anecdotario basura fácilmente digerible. Nos comportamos como una sociedad abúlica, y con un número creciente de analfabetos funcionales. Siento ser tan pesimista.

  16. Javier Saborido

    Sublimes los dos artículos. Estoy muy de acuerdo cuando dices que cuanto mejor informamos estamos, más sabemos > más preguntas hacemos y menos telebasura queremos. Y la prueba de ello, está ocurriendo ahora mismo en Italia: http://www.pascualserrano.net/noticias/esperanza-televisiva

    Por último, me encanta la cita de David Simon, aunque la última temporada me defraudó un poquillo (no aborda tan en profundidad la realidad de los medios como hace The Wire con otros asuntos).

  17. Ángela Ruiz Sánchez

    Gracias Olga por tu artículo es una bocanada de oxigeno y esperanza que exista este proyecto de periodismo humano que ya es una realidad.
    Hago una reflexión: creo que la ciudadanía no es la que decide qué quiere leer, ver o escuchar, leemos, vemos y escuchamos lo que la sociedad mediática nos da. Claro está que una sociedad intervenida por el mercantilismo y el poder económico no le va a dar a la ciudadanía instrumentos de crítica y reflexión. Mientras estemos ocupados en escuchar a personajes de poca reflexión, no pensaremos en lo importante…. y si lo hacemos ya se encargarán los medios del propio sistema de encauzar las voluntades.
    Yo siempre les digo a mis alumnos y alumnas del taller de periodismo que hay que leer los diarios, y no uno sino varios y que el trabajo está en hacer una sencilla comparación de cómo tratan la misma noticia distintos periódicos, luego según vas formándote adquieres tu espíritu crítico de las cosas y decides qué información está más cerca de tú veracidad. La formación y la educación junto a nuestras vivencias nos hacen ser críticos, conformistas, realistas o soñadores, pero lo bueno es tener personalidad y eso es lo que le falta a la sociedad globalizada, la cuestión de la personalidad.
    La iniciativa que lleva un año de vida como es periodismo humano es ese periodismo personal, nuevo y transgresor que hace falta en este siglo XXI donde todo está por hacer aunque muchos piensen que poco queda por hacer.

  18. Intifada

    Olga : leerte es un alivio, un desahogo, un placer tan grandes ! Alguien expresa mi pensamiento y tan bien expresado !
    Mi admiración total, con periodistas como tú otro gallo nos cantaría (el gallo de la información libre, sin censuras ni intereses )

  19. Begoña A.

    ¡Qué razón lleva esa reflexión!, más bien, esa auténtica denuncia del escaparate informativo que miramos a diario. Como periodista, desde dentro sé que lo que dices es absolutamente verdad, que la información es hoy una mercancía peor que la del ‘todoacien’, que el trabajo del periodista de mesa es patético y que el periodismo freelance es la frustración y la ruina para quien tanto esfuerzo económico y, sobre todo, laboral invierte en el trabajo bien hecho. Seguimos buscando nuevas rutas…y aprendiendo. Gracias por recordarnoslo.

  20. Marcos

    Desde luego corren malos tiempos para la lirica. Unos buscan su negocio al precio que sea y en el corto plazo, y otros, el público, parece conformarse cada vez mas adormilado con Belenes Esteban y otras intelectuales. Así nos va. De momento ya han conseguido que todos uintroyectemos que la culpa de la crsis la tenemos todos, porque viviamos por encima de nuestras posibilidades. Los especuladores, los banqueros ambiciosos, los financieros milagros, los de las hipotecas basura, los que promovieron y consintieron y ampararon el agujero negro de la construcción….. esos, nada. de rositas. La culpa es nuestra que vicviamos por encima…, con lo cual, claro, ahora hay que rebajar sueldos. Y todos tan contentos. Gra trabajo de comeduda colectiva de coco!!!!. Bien por este artículo y por el anterior. Hay que poner las cosas en su sitio.

  21. Olga, te leo y me lleno de energía. Al menos que por ganas no sea. Habrá que seguir luchando, exigiendo información de calidad y humana.

    Gracias por post como éste.

  22. [...] Otro periodismo es posible (II) Es aconsejable seguir el enlace y leer hasta el final: [...]

  23. [...] Otro periodismo es posible, por Olga Rodríguez [...]

  24. Un_sueño

    ¿Tú crees que ‘antes’ se informaba más y mejor? Yo creo que cada día la gente, así en general, está más y mejor informada.

  25. Magnífico artículo. Es una lástima que los ciudadanos estemos sometidos a la falta de rigor de los medios y la tiranía de las audiencias (que ironía) y que por ello no podamos recibir información de calidad.

  26. Saber más te hace cuestionarte más cosas, desear más información. Aparentemente también la ignorancia puede conducirte a estar menos interesado por instruirte.
    Sinceramente, mientras los medios de comunicacion sean privados y estén concentrados en tan pocas manos no tengo la menor esperanza en que algo cambie. La alternativa tal vez más a largo plazo sean estas webs de periodistas realmente comprometidos. Estoy seguro de que la TV acabará siendo marginal frente a internet y entonces tal vez estas webs de periodistas honrados tengan sus merecidos días de gloria.Buena suerte!

  27. JRJ

    ¡Muy bueno! Lo estaba esperando desde que escribiste el primero. Cuanta razón tienes Olga.

  28. A Un_sueño: no digo que antes estábamos mejor informados, pero sí hubo una etapa en la que no se buscaba tanto el espectáculo en detrimento de la información. También creo que hay mucha gente que cada día está más y mejor informada, pero eso no se debe a los mass media, sino a Internet y a la voluntad de los ciudadanos, que desean estar mejor informados, porque estar bien informado no es solo responsabilidad de los medios de comunicación, sino de todos, emisores y receptores. Quien no quiere vivir en la desinformación debe leer muchos libros, ver-escuchar-leer muchos medios de comunicación diferentes y, por supuesto, saber buscar en Internet y discernir la información veraz y objetiva de la que no lo es.

  29. Urbek

    El problema de España es que esa sociedad civil participativa y filantrópica es básicamente de extrema derecha nacionalcatólica y su único interés es hacer proselitismo y presionar al Gobierno para que reinstaure una teocracia fascista. De ahí que hayan surgido lobys, panfletos y cadenas de la TDT-Party como setas.

  30. menina

    Ante todo, gracias por un artículo así y por descontado, felicidades.

    Es realmente de agradecer para una estudiante de periodismo encontrarse un artículo asi, con ese equilibrio entre reivindicación, razón, fuerza y coherencia.

    De nuevo, gracias. Si los que estamos estudiando este oficio no somos consciente de lo que está sucediendo poco podremos cambiar.

  31. Un_sueño

    Cierto. Probablemente porque cada día hay más gente que busca más y mejor información es por lo que han florecido tantos trillones de malos informadores. Suele pasar. Pero igualmente imagino que aumentará la demanda de información de calidad a través de buenos periodistas. No creo que estéis en peligro de extinción, sino al contrario. Te incluyo porque el mero hecho de reflexionar al respecto ya otorga un nivel.

  32. EL OTRO PERIODISMO EXISTENTE

    Un buen repaso a las miserias del periodismo del Capital; previsible y que no añade apenas nada nuevo a las personas politizadas. ¿Y que pasa con los diarios de este país no creado por los capitalistas? Porqué los hay. EGIN, GARA, EGUNKARIA, BERRIA… asaltados, cerrados… y vueltos a aparecer sucesivamente, hasta que los han dejado ya por imposibles. Se fundaron por suscripción popular de miles y miles de pequeñas acciones en infinidad de pueblos bascos. No tiene apenas publicidad y auque también se nutren de agencias, no adolecen de muchas de las críticas del artículo.

    En estas polémicas no suelen tenerse en cuentas estas “excepciones” y si se habla de ellos, harta comprobar como los critican personas que jamás han tenido un ejemplar en sus manos.

  33. Sandra

    Hola Olga:

    Soy Sandra, estudiante de periodista. Enhorabuena por tu blog. Me gustaría poder hacerte una entrevista para clase junto con unos compañeros. Esperando respuesta. Un cordial saludo

  34. Marcos

    Oues yo creo que si estamos peor informados que “antes”, (¿cuanto antes?). Por ejemplo hace unos años era impensable una “rueda de prensa” sin preguntas, el que los gabinetes de prensa seleccionen la frase de su candidato en las camapañas, el que los medios sigan las agendas oficiales como informacion política mas relevante, etc etc….. Y no digamos nada dela informacion económica, plagada de intereses, desinformaciones, sinergias de empresa y otras gaitas.

  35. [...] recomendamos que leáis la excelente reflexión de Olga Rodríguez ( en dos episodios, I y II) sobre lo que significa ejercer el periodismo en las redacciones deshumanizadas, abaratadas e [...]

  36. juanico

    Olga, genial tus reflexiones, y además creo que hay que desarrollar dentro del periodismo mas investigación, pero sin sometimientos, claro.

  37. Es una relaidad que golpea, las heridas que sangran los mas debiles. Pero, son muchos los periodista, comunicadores que hacen del ejercicio de comunicar, una oferta al que les pague mas… Creo que podemos comunicar la verdad. Aunque duela, aunque con ellos tenemos que vivir con precariedad. Pero, es mejor vivir con los necesarios y defender la vida de todos; incluso de los malvado…

  38. Yank

    aúpa!! muy buen reportaje!!

    no hay que hacer guerras ni batallas campales, solo hay que infomar de verdad a la población, todos sabremos cual es el siguiente paso!!

    ánimo!! os sigo!!

  39. JORD BOTAS

    la sencillez en tus palabras sin tecnicismos y al grano me han impresionado gracias

  40. Brillante artículo, Olga.

    Confiemos en que se revierta esa tendencia que denuncias. De lo contrario, poco a poco se irá perdiendo la verdadera vocación periodística…

  41. Eloy RVK

    Muy bien Olga!!!!absolutamente de acuerdo.
    Pero no olvides nunca los medios libres y comunitarios, en los cuales siempre tendran acceso,todos aquellos que nunca recogen esos mass medias, y por supuesto todo lo que tu cuentes!!!!
    saludos

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa