El minotauro anda suelto

Una joven de 18 años, nueva víctima de la violencia policial, tras participar en una protesta en memoria de Khaled Said

Human Rights Watch denuncia represión, arrestos arbitrarios y 5.600 juicios militares a civiles desde febrero

Imagen de previsualización de YouTube

El grito de “Todos somos Khaled Said” ha vuelto a resonar esta semana en El Cairo y Alejandría, durante las manifestaciones celebradas con motivo del primer aniversario del asesinato del joven a manos de las fuerzas de seguridad egipcias, un hecho que incrementó la indignación entre la población y aceleró el proceso hacia las revueltas.

La protesta en la capital tuvo lugar frente al ministerio del Interior, donde se concentraron miles de personas, entre ellas conocidos activistas de lo que se ha llamado la revolución egipcia.

“La dignidad del pueblo egipcio es nuestra línea roja”, corearon.

El artista y grafitero Hossam Shukralleh llevó una plantilla de papel recortado con los rasgos de Khaled Said que sirvió para dejar el rostro de la víctima impreso en las paredes del ministerio, ante los aplausos emocionados de los asistentes. (Ver vídeo)

UN NUEVO CASO DE REPRESIÓN

Una de las participantes en la protesta fue la joven Salma Al-Sawy, integrante del Movimiento 6 de abril, clave en el levantamiento popular del pasado enero, y ex integrante de los Hermanos Musulmanes.

Salma Al Sawy abandonó la manifestación al atardecer y emprendió rumbo a su casa.

Según ha denunciado, en el camino fue interceptada por un policía, que le vendó los ojos y la trasladó a un lugar donde fue interrogada.

Salma Al-Sawy

El policía le preguntó por varios activistas del movimiento 6 de abril, entre ellos, Asmaa Mahfouz, una joven que en enero colgó un vídeo en youtube en el que ella misma llamaba a participar en la protesta convocada para el 25 de enero, fecha del inicio de las revueltas.

“El policía me preguntó si Asmaa estaba en el extranjero recabando ayuda económica para financiar movimientos y partidos, para tumbar el Consejo militar que gobierna”, ha explicado Al-Sawy.

“Cuando negué semejante acusación, él me golpeó con un palo en mis manos, en las piernas, y después en la cabeza. Perdí el conocimiento”.

Salma permaneció 6 horas bajo arresto. Finalmente, un policía le dijo que la iba a poner en libertad porque no soportaba escuchar sus sollozos.

Al salir a la calle, comprobó que estaba en una de las sedes de las Fuerzas de Seguridad Nacionales.

Dos días después, la joven se reunió con el primer ministro Esaam Sharaf para denunciar lo sucedido. Sharaf se comprometió a trasladar su queja al ministro del Interior, pero éste ya se ha apresurado a negar las acusaciones.

“Las nuevas fuerzas de seguridad sirven al país sin interferir en las vidas de los ciudadanos y sin violar su derecho a la participación política”, ha indicado.

“Estas afirmaciones [del ministro] no son ciertas; el aparato de la seguridad estatal ha regresado con fuerza”, ha contestado Salma Al-Sawy, que ha recibido el apoyo de numerosos activistas.

El caso de Salma no es un hecho aislado.

En las últimas semanas se han registrado varios casos de detenciones e interrogatorios por parte de la policía militar a conocidos blogueros, artistas,grafiteros y activistas.

Jóvenes manifestantes protestan contra represión, arrestos y juicios militares. Tahrir, El Cairo,3 de junio 2011 (Olga Rodríguez)

DENUNCIA DE HUMAN RIGHTS WATCH

A pesar de que personalidades egipcias, como el prestigioso escritor Alaa Aswany, han depositado públicamente su confianza en el Consejo militar interino, lo cierto es que desde la caída de Mubarak hasta ahora se han registrado numerosos casos de abusos y represión por parte del Ejército.

Esta semana llegaba una nueva denuncia de la mano de la organización internacional Human Rights Watch (HRW).

Según datos de HRW, al menos 5.600 civiles han sido condenados en tribunales militares desde la caída del ex presidente Hosni Mubarak el pasado 11 de febrero.

Kenneth Roth, director ejecutivo de HRW, ha indicado que no está claro el nivel de compromiso del ejecutivo egipcio para investigar y arrestar a todos los miembros de las fuerzas de seguridad implicados en torturas y abusos.

“Para cambiar realmente una institución es necesario ir a por los supervisores que ordenaban las torturas, no solo a por los torturadores; si no, la tortura asomará de nuevo su fea cabeza e infectará la nueva agencia”, ha indicado.

Roth entrevistó a un oficial del Consejo militar egipcio sobre los “tests de virginidad” efectuados a mujeres que se manifestaban en Tahrir el pasado 9 de marzo. Dicho oficial defendió ante Roth la práctica de esos tests (realizados en contra de la voluntad de las mujeres, por lo que sería más adecuado llamarlos abusos sexuales).

HRW ha denunciado estas prácticas que ha calificado de degradantes y humillantes.

También ha pedido al gobierno transitorio egipcio que ponga en libertad a los manifestantes arrestados y que derogue la ley de emergencia, en vigor desde 1981.

Manifestantes granjeros detenidos por la policía. el Cairo, 8 de junio (Nora Shalaby)

PROHIBEN HUELGAS Y PROTESTAS

Diversas agrupaciones impulsoras de las revueltas egipcias han denunciado un parón en el avance hacia la democracia, registrado a partir del 9 de abril, fecha en la que las Fuerzas Armadas desalojaron con violencia a unas 3.000 personas acampadas en Tahrir, entre las que había una veintena de militares que se habían unido a las protestas.

Tal y como esta periodista pudo presenciar aquella madrugada del 9 de abril en El Cairo, el Ejército disparó durante dos horas y media de manera ininterrumpida.

Las cifras oficiales admitieron la muerte de dos manifestantes. Otros 71 resultaron heridos y decenas más fueron detenidos, entre ellos los militares que habían participado en las protestas.

“Tuvieron miedo de que la presencia de militares se interpretara como una escisión en las Fuerzas Armadas y no dudaron en atacar con brutalidad. Esa fecha marca un antes y un después. Ahora las cosas se han estancado”, protestaba esta semana un portavoz del Comité de Jóvenes por la Revolución.

A pesar de las recomendaciones de HRW, la ley de emergencia sigue vigente. Y no solo eso.

Esta semana el gobierno interino ha confirmado la entrada en vigor de otra ley que prohíbe huelgas y manifestaciones “que entorpezcan la productividad”.

En los últimos días han sido disueltas varias protestas de estudiantes, trabajadores del sector automovilístico, granjeros, o empleados de la compañía Petrojet.

Varios manifestantes han sido arrestados, un hecho denunciado por diversos grupos en defensa de los derechos humanos.

También se ha aprobado una ley que eleva hasta 5.000 el número de integrantes necesarios para formar un partido político, algo que obstaculiza el trabajo de las agrupaciones de izquierdas, hasta ahora siempre en la clandestinidad.

Por ello son muchas las voces públicas que denuncian la existencia de una contrarrevolución, con represión intermitente en la calle y un escenario político complicado para las nuevas agrupaciones, protagonistas en la organización de las revueltas.

(12) Comentarios

  1. @anresacneucodraude

    Está claro que hay una contrarrevolución en marcha. Pero esta vez les auguro poco éxito a los que quieren callar al pueblo, y todos seremos testigos. Gracias Olga por
    traernos la realidad con nombre y apellidos!

  2. marcelino de arce

    La pasividad del ejercito durante la “revolución” egipcia fué un hecho sorprendete para mi. Todo apuntaba a la connivencia de EEUU con éste para que liderara el cambio. Una vez expulsado Mubarak, parece que ahora se trata de hacer un “Gatopardo” y cambiarlo todo para que nada cambie. Gracias por poner nombres y apellidos a una realidad tan dolorosa. Y vaya por delante mi admiración para esos jovenes que estan apostando a la dignidad con sus vidas.
    Gracias sra Rodriguez

  3. Celia

    Olga espero que la reflexión que hace Marcelino Arce no llegue a cumplirse a pesar de las evidencias. Vamos a ver….aunque lo que cuentas tiene mala pinta. Supongo que esa minoría (por muchos cientos de miles que haya habido) que es la que ha llevado al país a desembarazarse del dictador ( sí, supongo que con el permiso de EEUU) no va a tener la fuerza suficiente para llevar a Egipto los cambios favorables a la población. Ya sabemos quién manda en el mundo : AH, Y SINO LO SABEMOS ID QUIENES PODAIS (me da la impresión de que la deben de poner en pocas ciudades españolas) A VER LA PELICULA “LA DOCTRINA DEL SHOCK”. ES DE MICHAEL WINTERBOTTOM CON LOS TEXTOS DEL LIBRO DE NAOMI KLEIN:” LA DOCTRINA DEL SHOCK:EL AUGE DEL CAPITALISMO DEL DESASTRE”. Además de super-interesante es muy amena, mucho más que INSIDE JOB.
    Olga me ha encantado esta foto de los dos jóvenes. La verdad,lo primero que se me ocurrió cuando los ví fue “qué guapos”. Espero que nos sigas teniendo al tanto de lo que va pasando allí. Aquí ahora con el movimiento 15M la verdad es que una siente alegría, que algo se mueve y no será en vano.

  4. Hacer del compromiso una manera de vivir es algo que, sin pretenderlo, da un entrañable sabor a los días.

    Genial, Olga. Que no decaiga.
    Un beso.

  5. Hassan Soliman

    Olga.. Desde Egipto, te agradecemos tu intres y apoyo.. necesitamos cada voz libre en el mundo, igual que el mundo libre nos necesita a nosotors.. si a los espanoles les va bien, nos ayudaria a nosotoros tambien, por eso, espero que haya marcha atras en espana pediendo sus derechos.. el camino es duro para todos, pero como decimos aqui: el quien tenga miedo, que se vaya a su casa!! gracias

  6. [...] Gigi y otros activistas el pasado 6 de junio, protestan contra la represión y rinden homenaje a Khaled Said, asesinado hace un año por la policía. Ministerio del Interior de El [...]

  7. [...] Gigi y otros activistas el pasado 6 de junio, protestan contra la represión y rinden homenaje a Khaled Said, asesinado hace un año por la policía. Ministerio del Interior de El Cairo).PH: A raíz del [...]

  8. [...] Gigi y otros activistas el pasado 6 de junio, protestan contra la represión y rinden homenaje a Khaled Said, asesinado hace un año por la policía. Ministerio del Interior de El [...]

  9. [...] y como ha denunciado Human Rights Watch, desde la caída de Mubarak hasta ahora se han celebrado al menos 5.600 juicios militares contra civiles cuyo único delito en buena parte de los casos ha sido criticar en público al Ejército o [...]

  10. [...] la revolución" (Gigi Ibrahim), "Los abusos sexuales que todos llaman tests de virginidad", "La cara oculta del nuevo Egipto", Egipto envía su apoyo al 15m,"Las estructuras del régimen permanecen casi intactas" (Hossam [...]

  11. [...] la caída de Mubarak hasta la actualidad se han celebrado más de 10.000 juicios militares contra civiles, buena parte de ellos acusados por el simple hecho de manifestarse o de criticar a las Fuerzas de [...]

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa